sábado, 17 de diciembre de 2011

A quién me dió su perfume...















 A quién me dio su perfume, a quién le dio sentido a mi vida, a quien solo me hizo bien.
A aquellas que sonrieron conmigo, a aquellas que conmigo compartieron lágrimas, a aquellas que supieron de mi existencia.
A las nobles del sentir, a las ricas del eterno vivir, a las emperatrices del amor, a aquellas que simplemente fueron amigas.
A aquellas que tiernamente hicieron del silencio salir sonidos, a aquellas que cantaron conmigo.
A aquellas que me miraron a los ojos, a aquellas que oyeron lo que tenía para decir.
A aquellas que me amaron, a aquellas que amé, a aquella que me ama, a aquella que amo.
A aquel solcito de sobrina que se incorporó este año en mi vida, entró en mi corazón y se adueño de mi cariño. 
A aquellas les digo:
Gracias por sostener mi corazón, gracias por las alegrías, gracias por ese hombro tibiecito.
Gracias por esa mano que sostuvo fuertemente la mía y nunca me soltó, gracias por frenar mis impulsos.
Gracias por intentar calmar mi carácter, gracias por su cariño, gracias por su amor.
Gracias por soportarme, gracias por leerme, gracias por tratar y tentar entenderme.
Gracias sobre todo por acariciar mi alma…   
Sinceramente y al estilo brasilero las amo con todo mi corazón cada una a su manera y con el estilo própio de este Diablo...    Ral-Diablo

1 comentario:

  1. SÓ NOS VEMOS NAS PESSOAS QUE TEM O CORAÇÃO COMO O NOSSO. NOS ESCONTRAMOS EM OLHARES E PALAVRAS. EU TE GOSTA TANTO, POR ME VEJO EM VOCÊ.
    BEIJOS DE LUZ
    MARISA G.

    ResponderEliminar